jueves, 16 de octubre de 2008

Rosa Mística llora en Alcorta, Pcia. de Sta. Fe, Argentina


Fuente: www.diario7.com.ar Edición: 25 de Julio de 2008



Desde el sábado pasado a mediodía una imagen peregrina de la Virgen María de la Rosa Mística derrama lágrimas de un ojo y tiene en vilo a toda la comunidad, que no habla de otra cosa. Desde entonces, centenares de peregrinos del pueblo y la zona confluyen hacia la parroquia Santiago Apóstol, donde la sagrada imagen fue colocada al pie del altar mayor y es venerada por los fieles.

El pueblo celebró ayer el día de su santo patrono, y por la tarde la imagen de la Rosa Mística salió en procesión por las calles, en un festejo que fue presidido por el obispo de Venado Tuerto, Gustavo Help, quien recién ayer fue impuesto oficialmente del singular hecho.

En tanto, el párroco local Domingo Savini mostró su alegría por lo que consideró una nueva muestra de fe, pero mantuvo cautela a la hora de evaluar la situación desde el punto de vista religioso. “Hay que analizar todo muy bien”, dijo.

Todo comenzó el sábado poco antes de mediodía, cuando la imagen peregrina de la Rosa Mística fue llevada hasta el hogar de ancianos “Vida” por una familia que el día anterior la había tenido en su hogar.

“Dejamos a la virgencita en el salón principal y estábamos dando de almorzar a los abuelos, y como si algo desde adentro me lo hubiera sugerido, me acerqué a la Virgen. Ahí vi cómo una lágrima le corría por la mejilla derecha, así que llamé a mis compañeras de trabajo y ellas también vieron lo mismo”, contó Norma Vergara, la primera en ver llorar a la imagen.

En pocos minutos la noticia corrió por el pueblo como un reguero de pólvora y el hogar de ancianos se vio desbordado por una multitud que pudo comprobar lo que, desde ese momento, los propios vecinos definen como “un milagro”.



Desde Alemania
“Esta imagen de Rosa Mística vino desde Alemania hace unos 10 años. Su misión es la de peregrinar, caminar de casa en casa, que es lo que ha estado haciendo todo este tiempo”, explicó Savini.

“El sábado cuando me enteré fui hasta el geriátrico y vi como desde el ojo derecho se deslizaba una especie de lágrima. Aparentemente la lágrima continúa, pero ahora habrá que esperar que pase el tiempo, hacer pericias, porque puede pasar que sea por el material del que está construida la imagen, como ha sucedido otras veces”, dijo el religioso.

“La gente a veces se desborda por el sentimiento emocional, pero la fe es otra cosa: es algo profundo que está en el corazón, y que no depende de un sentimiento o un acontecimiento. Agradezco a los medios por difundir este hecho, pero hay que ser prudentes”, advirtió Savini.

A minutos de comenzar la misa el templo estaba colmado. A la derecha del altar mayor, la Rosa Mística (una imagen de unos 70 centímetros de alto, protegida por una caja de vidrio) acaparaba todos los ruegos y miradas.