lunes, 21 de julio de 2008

¿Qué significado tienen las lágrimas de la Virgen?
Dejemos que el Papa Juan Pablo II conteste esta pregunta:

El Santo Padre Juan Pablo II, dijo en su visita pastoral al Santuario "Nuestra Señora de las lágrimas" en Siracusa: "Las lágrimas de la Virgen pertenecen al orden de los signos: testimonian la presencia de la Madre en la Iglesia y en el mundo. Una madre llora cuando ve a sus hijos amenazados por algún mal, espiritual o físico. María llora participando en el llanto de Cristo por Jerusalén, junto al sepulcro de Lázaro y por último, en el camino de la cruz.
Las lágrimas de la Madre son:
Lágrimas de dolor: por cuantos rechazan el amor de Dios y por la humanidad oprimida y rota.
Lágrimas de oración: de la Madre que eleva su oración suplicante por los que no rezan, por los que están obstinados y cerrados para no escuchar a Dios.
Lágrimas de esperanza: que desean ablandar los corazones endurecidos, alcanzado arrepentimiento, llanto de conversión en todos aquellos que no han llorado por sus pecados."







Las 6 fotos de arriba pertenecen a la estatua de Rosa Mística que derramó lágrimas el 29 de mayo de 1984 en la Iglesia de San Juan de Dios en la ciudad de Chicago, Estados Unidos


Las 2 fotos de arriba pertenecen a la estatua de Rosa Mística que derramó lágrimas el 27 de Julio de 1998 en la ciudad de Twer, Ucrania



Las 2 fotos de arriba pertenecen a la estatua de Rosa Mística que derrama lágrimas en Louveira, Brasil los 13 de cada mes




Las 3 fotos de arriba pertenecen a la estatua de Rosa Mystica Nº B 1867, bendecida en Fontanelle el 7 de Mayo de 1982 que desde el 8 de Agosto de 1983 a las 15:00 derrama lágrimas en la casa de la sra. María Linden Schrôder, en Masmechelen, Béligca






Una estampa de Rosa Mística derramó lágrimas de sangre en una villa llamada Los Charcos en la urbanización de Santa Bárbara, Antioquía, Colombia el 15 y 16 de Septiembre de 1984 en la casa de la sra. Evepio Orango Cuervo






Estatua de Rosa Mística que derramó lágrimas de sangre el 26 de Junio de 1989 en la casa de Terezinha de Fátima de Oliveira,en la ciudad de Juiz de Fora, Brasil