lunes, 16 de junio de 2008

La revelación a Pierina Gilli fue una anticipación del Concilio Vaticano II?
Breves reflexiones a cargo del Padre Augusto Drago.
Si leemos algunos pasajes del Capítulo de la Constitución Conciliar sobre la Iglesia “Lumen gentium”, sin esfuerzos se pueden encontrar algunas verdades sobre la Iglesia, que ya de alguna forma, si más con diversas expresiones fueron dichas por María a Pierina en sus revelaciones. Veamos algunas.


La cooperación de María a la Redención.
61. La bienaventurada Virgen, predestinada desde la eternidad internamente en el proyecto de la Encarnación del Verbo, para ser la Madre de Dios por disposición de la Divina Providencia fue sobre esta tierra el alma madre del Divino Redentor, generosamente asociada a Su obra y a un título absolutamente único y humilde sierva del Señor, concibiendo a Cristo. Nutriéndolo y presentándolo al Padre en el tiempo, sufriendo con Su Hijo agonizante en la Cruz, Ella cooperó de un modo muy especial a la obra de la Salvación con la obediencia de la fe, la esperanza y su ardiente caridad para restaurarles la vida sobrenatural a las almas. Por esta razón Ella se convierte en Madre en el orden de la gracia.



Función salvadora subordinada
62. Y la maternidad de María perdura sin descanso desde el momento de la aceptación fielmente entregada en la Anunciación y maternidad sin excitar y manteniéndose fielmente bajo la Cruz obteniendo así un perpetuo coronamiento sobre los efectos.
En efecto aún después de su gloriosa asunción a los cielos no ha interrumpido su función salvífica y con su múltiple intercesión continúa a obtenernos los dones que nos aseguran la salvación eterna. Con su maternal caridad se ocupa de proteger a los hermanos de su Hijo, que son aún peregrinos y que se encuentran en tantos peligros y dificultades hasta que los conduzca a la patria celestial.

Si ahora confrontamos las afirmaciones solemnes del Concilio con las revelaciones a Pierina, encontramos sorprendentes coincidencias. Claro.. el lenguaje es diverso, es decir respecto al género literario con el que se expresan: doctrinal y pastoral, el primero, revelador y exhortador el segundo. Dentro de esta óptica releamos algunos de los mensajes que María dio a Pierina.


31 de Agosto de 1975: “Adelante, queridos hijos, continúen rezando, es el tiempo del valor, amen a la Iglesia, al Papa, sonsténganla y formenla con el ejemplo de la fidelidad, con una vida hecha de sacrificios y virtudes cristianas . Mi amor será mucho más grande…este es el triunfo de la Iglesia… la gloria del Paraíso!... Mi amor abraza a toda la Humanidad… ésta es la caridad de Mi Corazón Maternal…”
Aquí se ve claramente como la Virgen declara desempeñar el rol de Madre de la Iglesia exactamente como está descripto en el documento conciliar. No solamente sino que María se presenta como una Madre que con su maternidad se ocupa de proteger a los hermanos de su Hijo.



Octubre de 1975: “Sí… Yo soy María…. la Rosa Mística… Madre del Cuerpo Místico que es la Iglesia. Este es el mensaje que desde años he estado manifestado a ti, pobre criatura!... He aquí el por qué , al traer los mensajes de amor hacia Mis hijos, he escogido como símbolo la flor más hermosa que es la rosa, perfumada del amor del Señor!... Otro de sus dones fue el manantial de Fontanelle, porque El es siempre manantial vivo de donde brotan gracias para sus hijos!.. ¡Hijos, amaos, llamada, pedid, Jesús no dice nunca no, no niega nada a Esta , su Madre y se da a sí mismo a toda la humanidad!. ¿Conocen acaso un amor más grande que el de Mi Divino Hijo Jesús?”
6 de Agosto de 1966: “Después de Mi Asunción al Cielo me he interpuesto como Medianera entre Mi Divino Hijo Jesucristo y toda la humanidad! En estos siglos cuántas gracias he dispensado! Cuántos favores he otorgado! Cúantos coloquios he sostenido con las almas! Cuántos castigos he detenido! Y cuántas visitas hice aún!”.

Febrero de 1953: Jesús dice a Pierina: “Rosa quiere decir cuerpo, Mística :místico o sea.. Cuerpo Místico de la Iglesia! Porque es Mi Madre. Después María de la Gracia, es decir, a Ella le he dado el poder de distribuir todas las gracias, porque con su amor maternal obtiene todo de Mí . Por este propósito la he enviado a Montichiari, para darla a conocer con la interpelación de “Cuerpo Místico y Mediadora de la Reconciliación de la pobre humanidad”.
Aquí el mensaje afirma con letras claras aquello que el Concilio proclama: María es Imagen de la Iglesia, el Cuerpo Místico”

Estas coincidencias, aunque expresadas con lenguaje diverso nos confirman que las revelaciones de María, Rosa Mística a Pierina no son sólo semejantes sino más bien están en perfecta armonía con las palabras del Concilio y la doctrina de la Iglesia.