viernes, 7 de marzo de 2008

Testimonio desde el Santuario Rosa Mísitca en Argentina



Testimonio de la doctora Gladys Cangaro



Entre los más de 100 testimonios elevados al Vaticano para su evaluación, se encuentra el de la doctora Gladys Cangaro.

La milagrosa curación de un tumor maligno ubicado en recto es aún más sorprendente pues se trata de una médica clínica, es decir de una profesional de la medicina, carrera en la que las especulaciones metafísicas tienen poco lugar.

Gladys accedió a dialogar con la prensa y explicó así el porque: "Entiendo esto como un testimonio de fe que puede ayudar a otras personas, como una obligación de católica".



"El tumor maligno que puso en serio peligro mi vida, se me declaró el año pasado, cuando cumplía ya el sexto mes de embarazo. En 15 días más me día cuenta de lo que padecía, y con un poco de temor, recurrí a colegas que me confirmaron la presencia del tumor maligno en el recto. Como médica, sé que este tipo de tumor es de alta agresividad. Y las operaciones son también terribles ya que al paciente se le extirpa gran cantidad de colon. Por lo general, no se queda bien después de la intervención."

-¿Qué tipo de análisis le hicieron?

-Me hicieron biopsias, 14 cortes de biopsias, y en todos ellos se confirmó la alta malignidad del tumor. No había nada que hacer. Incluso, uno de los facultativos me señaló que este tumor ya llevaba 4 años de evolución y había que extirparlo. Pero si había esperado ese tiempo, bien se podía esperar un mes más para que diera a luz a mi chiquito a los siete meses.

-¿El parto sería inducido?

-No, me iban a practicar una cesárea. Yo sólo temía por la vida de mi bebé...Me interné en la clínica para las biopsias alrededor del 21 de agosto, estuve una semana y, en ese interín, enfermeras, parientes y amigos me hicieron llegar estampas y medallitas de María, Rosa Mística. Cuando salí del hospital, decidí visitar la Imagen, no sé bien por qué. Los médicos me habían recomendado reposo absoluto para que mi bebé no empujara aún más el tumor y evitar así tantos dolores. Pero igual fui a la Iglesia.

-Había visitado antes el Santuario donde está la Virgen?

-Es curioso pero no, aunque vivo cerca. Recién decidí ir al salir del hospital. No sabía ni qué pedir, ni qué rezar, nada... Después de visitarla y de orar lo poco que pude rezar, me sentí muy mal y volví a descomponerme. Era para fines de agosto. Un día perdí muchísima sangre y despedí un tejido muy extraño. Me asusté tanto que no quise mirarlo, ni tocarlo, ni darlo para su análisis. Los dolores eran tan intensos que volví a meterme en la cama. A partir de ese momento, comencé a sentirme muy bien, como si nunca hubiera tenido un tumor. Además, no tuve necesidad de cumplir con el mes de reposo que me habían prescripto.

-Ya estaba en el séptimo mes de embarazo...

-Así es, y tal como me sentía podía llegar al noveno sin problemas. Pero, en el curso de unos días, alrededor del 8 de septiembre, volví a tener dolores, me interné y se decidió hacerme la cesárea para no arriesgar la vida de mi chiquito. Se esperó una semana más, para que me recuperara de los dolores y el 16 de septiembre nació mi bebé, totalmente normal, con 2 kilos.

-Qué tipo de cesárea le practicaron?

-Fue abdominal para poder ver, al mismo tiempo que sacaban al bebé, si había metástasis o no del tumor. Pero no detectaron nada. Los médicos se quedaron tranquilos en espera de los 20 días que debían pasar para practicarme la extirpación del tumor, tal como se había previsto desde un principio. Era lo único que se podía hacer. Pero hubo otro problema...
-¿Cuál?

-Al segundo día, ni hijo sufrió una infección pulmonar, con falta de oxígeno, si bien estaba en incubadora. Tuvo que ser trasladado a terapia y los médicos me dijero que no se podía hacer nada más. De todas maneras, una vez que se curó quedó una semana en observación como medida de precaución. Yo ya me sentía bien.

-¿Y qué pasaba con su tumor?

-Tenía que cumplir con los 20 días de reposo luego de la cesárea a fin de que el útero y los demás órganos se reubicaran y permitir de esa manera la intervención del tumor. Antes, tuvieron que hacerme tres rectoscopias para determinar el lugar del tumor que incluyeron dos biopsias de las mucosas.

-¿Qué encontraron los médicos?

-Nada, absolutamente nada. Había una mucosa intestinal nueva, con una pequeña cicatriz.

-¿Es comprobable esta curación?


-Sí. Hace 8 días volví para hacerme otro análisis. Creo mucho, tengo fe y justamente por eso sigo haciéndome los análisis. Además, es una forma de demostrarles a muchos colegas que realmente se ha producido un milagro de curación,

-¿Qué explicaciones dan sus colegas de este hecho?

-Hay muchas banales... El patólogo a quien conozco desde hace mucho tiempo, me decía que no encuentra explicación médica posible para mi curación y que, evidentemente se trata de un milagro. Por supuesto, están aquellos que no creen y que piensan que todo ha sido natural, que despedí el tumor maligno.

-¿Es algo que puede ocurrir?

-No en el caso de un tumor, pero sí en el de los pólipos, en los que se reconocen muchos casos de personas que los han despedido. Esto es posible porque sus bases son finitas y pueden sufrir necrosis y, por lo tanto, ser despedidos. Pero el caso de un tumor es totalmente distinto: tiene una base ancha y, en el supuesto de que pusiera desprenderse, quedaría la tipia, o sea, las células malignas de la base. Y ésta nunca se desprende.
-¿y qué es lo que ustéd despidió?

-Fue un tejido, pero no sé qué. No sé si fue una parte del tumor o todo, porque no quise ni siquiera tocarlo.

-Su caso resulta de particular importancia para la Iglesia, ya que están recogiendo testimonios de curaciones con certificados médicos.

-Sí, lo sé. Pienso que estas curaciones están tocando distintos puntos. No por nada me pasó a mí. Toda mi vida fui católica, incluso fui a colegios religiosos y siempre llevé una vida muy cristiana... A hora siento la obligación de dar a conocer lo que me sucedió, lo crean o no. Nunca conocí un caso así, Si me hubiesen dicho que un tumor maligno podía curarse de esa forma, cómo médica no lo hubiese creído nunca, de no haberlo pasado yo. Es más, cuando leí otros casos, pensé que todo era una locura, una mentira. Por eso, comprendo a mis colegas que no creen, y me maravillo ante aquellos que coinciden en afirmar que esto fue un milagro.

-¿Cómo vive su familia todo este proceso?

-Con una alegría impresionante. Aquí no hay ninguna cuestión mágica. Es una conducta, una forma de vida. Yo fui creyente en ese momento porque lo necesitaba. Incluso, no me desesperé. Toda mi vida tuve fe. Y seguí la carrera de medicina porque siento la necesidad de ayudar a los demás... Por ahí se piensa que, si se tiene un dolor en un brazo, se recurre a la Virgen y lo soluciona. Y no se trata de eso. Se trata de una conducta, de toda una vida. Cuando me confirmaron mi dolencia, jamás decaí. Incluso tuve agradecimiento porque interpreté ese dolor como una prueba más haci mi persona. Si Dios me enviaba esa prueba, no podía sentirme mal. Además cuando fui a la Iglesia, supe que me iba a curar.
-¿Su fe no decayó ni siquiera en los momentos de terribles dolores?

-Fueron 15 días muy difíciles y, por supuesto, tuve dudas. Pero no de fe sino en cuanto a lo que me iba a pasar. Pero jamás pensé que iba a tener un mal final. Mi desesperación era mi chiquito que se salvara. Al ir a la Iglesia, tuve la certeza de que me iba a sanar. Y allí reside todo: debe haber una fe total, una entrega abosoluta. Y si cuento esto es porque me considero un instrumento más de Dios. No es fácil para quien, además, es profesional en la medicina.






2 comentarios:

deisy dijo...

TENGO MUCHA FE A LA ROSA MISTICA, ME A AYUDADO EN VARIAS OCASIONES Y CUANDO LA VISITO EN MEDELLIN UN LUGAR LLAMADO LA AGUACATALA , ME MIRA SE SONRIE Y ESOS OJOS BELLOS LE BRILLAN AHI ME DOY CUENTA QUE MI FAMILIA Y YO ESTAMOS BENDECIDOS.
ME GUSTARIA CONTACTAR CON ESTA SEÑORA DE MEDELLIN QUE ESTA INTERESADA EN LO MISMO MIO, FUNDAR UN HOGAR PARA ANCIANOS DE LA CALLE, ESE ES MI SUEÑO.

DEISY PALACIO DE MEDELLIN COLOMBIA

ALBEIRO RESTREPO dijo...

vivo en medellin y tengo mucha fe en MARIA , ROSA MISTICA ES MI VIDA ES MI MADRE ME HA AYUDADO MUCHO ES UNA BENDICION AMEN Y AMEN